Dieta de la Luna

¿En qué consiste la Dieta de la Luna?

La Dieta de la Luna es una dieta que consiste en tomar en cuenta las fases de la luna para poder realizarse. Es posible bajar hasta 3 kilos y mejorar considerablemente el aspecto de la piel gracias al ayuno y solo consumiendo líquidos, especialmente agua.

Esta dieta se basa en la teoría de que los líquidos de nuestro cuerpo tienden a estar bajo la influencia de la luna siguiendo los ritmos de las mareas, especialmente en el cambio de fase de la luna, al igual que otras sustancias líquidas que se encuentran en el planeta. Si se aprovecha correctamente este fenómeno natural, será posible desintoxicar nuestro organismo y a la vez, bajar de peso.

¿Cómo hacer la Dieta de la Luna?

Para empezar, es necesario tener a la mano un calendario lunar, y buscar el día y la hora en la que empezará la próxima luna nueva o luna llena.

Esta dieta puede iniciarse en la fase de luna nueva o luna llena, pues es más efectiva en estas dos etapas.

Pasos para hacer la Dieta de la Luna

Iniciar un ayuno de 26 horas a la hora exacta del inicio de la luna nueva o luna llena. Durante este ayuno está prohibida la ingesta de alimentos sólidos, solo se pueden consumir líquidos.

Estos líquidos pueden ser jugos de frutas sin azúcar, y abundante agua. Para obtener una mayor pérdida de peso, se deben incluir caldos o sopas vegetales de 4 a 5 veces al día.

En el cambio lunar a cuarto creciente o cuarto menguante, se realizan ayunos de apoyo para mantenimiento. Estos ayunos también duran 26 horas y no es necesario consumir solamente líquido, puede agregarse algunos alimentos sólidos.

Para el ayuno de apoyo, se deben ingerir los líquidos recomendados para el ayuno de la fase de luna llena y luna nueva, y es posible elegir entre una de estas opciones:

  • Sólo frutas: Cinco frutas al día, consumidas en horarios habituales.
  • Sólo ensaladas: Ingerir una ensalada al mediodía y otra en la noche.
  • Sólo yogur diet y puré de calabaza: un yogur en el desayuno y la merienda, y un puré de calabaza en el almuerzo y la cena.
  • Sólo gelatina diet con frutas: cinco porciones divididas en los horarios habituales de las comidas.

Consejos para hacer la Dieta de la Luna

  • Las fases en la que más peso se disminuye es en la fase de luna llena y de luna nueva. Se recomienda anotar el peso antes y después de realizar cada ayuno.
  • El horario ideal para subir a la balanza es justo después de despertar.
  • Al seguir la dieta de la luna, se debe llevar una alimentación equilibrada y sin excesos el resto del mes.
  • La dieta no es peligrosa por la cantidad de horas de ayuno, pero es recomendable acudir al médico ante cualquier síntoma de debilidad.
  • Esta dieta NO ESTÁ RECOMENDADA para mujeres embarazadas, lactantes, personas diabéticas, con tensión baja o de la tercera edad.
  • Es fundamental beber agua.
  • Esta dieta es un excelente desintoxicante para el organismo y muy beneficiosa para la piel.