Dieta del Limón

Es una dieta depurativa que tiene una duración entre 5 y 7 días. El limón es rico en vitamina C, y además tiene grandes propiedades adelgazantes pues ayuda en la quema de calorías y acelera el metabolismo. 

Con esta dieta se puede bajar de peso rápidamente, pero al ser una dieta estricta no se recomienda su uso prolongado pues puede generar alguna descompensación o inclusive, el efecto rebote.

Las propiedades del limón, especialmente las propiedades adelgazantes, son bastante conocidas y valoradas. Del mismo modo, es un excelente desintoxicante y desinflamante natural.

En que consiste la Dieta del Limón

La Dieta del Limón consiste en sustituir bebidas como café, refrescos o té, por agua tibia con limón.

Esta bebida debe ser consumida antes de cada comida, evitando además las grasas e incluyendo verduras y carne magra progresivamente, manteniendo una alimentación balanceada.

Esta dieta es excelente no solo para bajar de peso rápido, sino también para limpiar el organismo de toxinas y de impurezas que se acumulan, especialmente por el consumo indebido de algunos alimentos.

Beneficios de la Dieta del Limón

  • Favorece el sistema inmune gracias a la vitamina C.
  • Ayuda con la digestión.
  • Desintoxica el organismo.
  • Es antiinflamatorio.
  • Facilita el mantenimiento del sistema linfático.
  • Ayuda a la pérdida de peso.
  • Reduce el colesterol.
  • Aporta energía.

¿Cómo realizar la Dieta del Limón?

Durante los 5 primeros días de la dieta, el desayuno y la merienda será un té con limón endulzado con Stevia.

Excepto el primer día de la dieta, se consumirá lo siguiente:

  • Una naranja o pomelo a media mañana y a media tarde.
  • Dos vasos de zumo de limón diluido en agua tibia en el almuerzo y en la cena.

DÍA 1:

Beber zumo de limón diluido en agua tibia durante todo el día. Se puede endulzar solo con Stevia.

En el almuerzo y la cena, consumir verduras cocidas como acelga, espinaca, zanahoria, calabaza, entre otros. No está permitido comer patatas.

DÍA 2:

Almuerzo

  • Un plato grande de ensalada de zanahoria.
  • Tomate y berro.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Un plato mediano de arroz integral con un huevo duro.
  • Una pera.

DÍA 3:

Almuerzo

  • Una pechuga a la plancha con limón.
  • Un tomate en rodajas con un poco de sal y aceite de oliva.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de puré de calabaza.
  • Ensalada de lechuga y tomate.
  • 10 fresas.

DÍA 4:

Almuerzo

  • Una porción de pescado a la plancha con limón.
  • Ensalada de berenjena.
  • Dos rodajas de piña.

Cena

  • Calabacines rellenos con arroz integral y queso.
  • Puré de zanahoria.
  • Una pera.

DÍA 5:

Almuerzo

  • Una porción de carne de ternera.
  • Una ensalada de lechuga.
  • Tomate y pepino.
  • Una manzana.

Cena

  • Una porción de pollo al horno sin piel.
  • Espinaca gratinada.
  • Dos rodajas de melón.

No olvides que puedes tomar todo el jugo de limón que quieras, diluido siempre en agua tibia. Se recomienda tomar entre 6 a 8 vasos diarios.

Para complementar la dieta, es importante cambiar tus hábitos y comenzar a ejercitarte de manera más seguida, así sea caminar durante 30 minutos diarios.